Hoy Cocina Fer!!!

Para mi segunda entrada prometí a mi marido que pondría su primera experiencia repostera... y vaya éxito de experiencia!
Entre los dos decidimos que hiciera algo facilito pero que, a la vez, no hubiera hecho yo nunca, así que nos decidimos por estos deliciosos Snickerdoodles a los que ya habíamos echado el ojo en el maravilloso blog de Bea.



Son facilísimos de preparar, muy rápidos y, lo mas importante, están riquísimos. La verdad es que son muy extraños a la hora de definirlos, porque no tienen textura de galleta, pero si, ni tampoco textura de bizcocho, pero si también... el caso es que están de auténtico vicio.
Es una receta que podría pasar por americana, pero en realidad parece que los orígenes podrían estar en Europa, así que no está demasiado claro.
SNICKERDOODLES
(Fuente: Bea, 'Bake' Rachel Allen)
Ingredientes:
125gr de mantequilla (Tª ambiente)
110 gr de azúcar
1 huevo
1 cdta de extracto de vainilla
250 gr de harina
1/2 cdta de nuez moscada
3/4 cdta de levadura en polvo
1 pizca de sal
Para el 'rebozado':
2 cdas de azucar
1 cdta de canela
Preparación: (en Thermomix, aún no tenemos KitchenAid...snif!)
Precalentar el horno 160º
Echar en el vaso la mantequilla y el azucar y trabajar en V4 hasta que blanqueen (3' aprox).
Mientras tanto, tamizar el resto de ingredientes secos (harina, sal y nuez moscada) en un bol y reservar.
Cuando la mezcla de mantequilla y azúcar esté blanquita y con consistencia suave, bajar a velocidad a V2.5 y añadir el huevo lentamente por el bocal. Cuando esté completamente integrado añadimos el extracto de vainilla y dejamos unos segundos mas a la misma velocidad.
Subir a V3.5 e ir añadiendo la harina poco a poco y trabajar hasta que la masa se despegue de las paredes del vaso, momento en el cual tendremos preparada la masa de nuestras galletas de nombre casi impronunciable.
En un bol pequeño mezclamos el azúcar y la canela que vamos a utilizar para rebozar.
Cojemos pequeños pedacitos de masa y les damos forma de bola con las manos (del tamaño de una nuez pequeña, aunque esto es cuestión de gustos), después los pasamos por el bol de azúcar y canela y los colocamos directamente en la bandeja de hornear; una vez allí los aplastamos ligeramente (si no queremos mancharnos lo podemos hacer con la base de un vaso). No crecen demasiado, pero siempre es bueno dejar un espacio entre ellos de unos 3 cm.
Introducimos la bandeja en el horno y horneamos 10' o hasta que comprobemos que los bordes están un pelín duritos.
Una vez fuera del horno dejar reposar un par de minutos en la bandeja después pasarlos a una rejilla hasta que se enfríen.
Perfuman toda la casa de un agradabilísimo (siempre que te guste) aroma a canela; y como decía mi abuela... "si bien huele, mejor sabrá", así que imagina el resultado...



1 comentarios:

Me encanta la canela y me han encantado estas galletas porque las he probadoooo gracias a ti. Cómo has sabido mis gustos....has dado en el clavo, las he estrenado hoy tomando café con mi marido y nos han encantado. Tomo nota para hacerlas aunque no tengo thermomix....si tengo dudas te lo diré, jejej. Bessets...

30 de noviembre de 2009, 17:10  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

Fotitos