Comenzando...

Por fin!!! Hace meses que empezó a tomar cuerpo en mi mente este proyecto, pero entre unas cosas y otras, entre ellas los problemas de salud y la novedad de todo esto para mi (Fernando, mi marido, diría que soy demasiado especialita y que me gusta todo demasiado perfecto; cuestión de gusto), el caso es que aquí está, esta es mi primera entrada publicada oficialmente (y que no borraré en unos minutos).

Para la inauguración he escogido una tarta de melocotón que hicimos Fernando y yo ayer, después de que mi padre apareciera en mi casa con una caja llena de melocotones y nos echáramos las manos a la cabeza porque ya no tenemos mas botes de conserva para hacer mermelada (esto de tener huerta está genial, pero nos da unos veranos de trabajo alucinantes, sobre todo a mi madre); así que había que buscar alguna otra opción, y no era especialmente fácil, ya que en casa no nos suele gustar demasiado la fruta cocinada, como digo yo; así que decidimos experimentar con algo americano, que, dicho sea de paso, nos encanta!.

Generalmente estamos acostumbrados a ver en el cine esas tartas de manzana (Apple Pie) humeantes que se ponen a enfriar en el alféizar de la ventana, que hacen la boca agua a casi todo el mundo y que son uno de los símbolos norteamericanos por excelencia... pues bien, este Pie no es tan cinematográfico pero en esencia es practicamente lo mismo, pero cambiando el ingrediente principal.


Bueno, al lio, que si no esto mas que un blog de cocina va a parecer uno de relatos...


AMERICAN PEACH PIE o PIE DE MELOCOTÓN
(Fuente: Joy of Baking)

Ingredientes:
Para la base (Short Crust Pastry, Pate Brisee):
350 gr de Harina
30 gr de Azucar
1 cdta de sal
230 gr de mantequilla (muy fría y cortada en cubos)
100 ml de agua muy fria (esta cantidad puede variar, en la receta original dice 60-120ml)

Para el relleno:
1 Kg de melocotones maduros, pelados y deshuesados.
50 gr de azucar
35 gr de maizena
3 cdtas de zumo de limón
1o gr de mantequilla (cortada en pequeños trocitos)

Preparación:
En primer lugar debemos elegir el recipiente que vamos a utilizar; en este caso yo usé un molde especial para Pie, de Pírex, ya que en las preparaciones que llevan fruta se suele aconsejar el uso de cristal, porque no se estropea con los ácidos que desprende la fruta cocinada.
Una vez hecho esto, nos ponemos a preparar la base. Para ello yo uso la Thermomix, pero en ningún caso es imprescindible, yo solo pongo la forma en que la preparamos en casa.

Se ponen en vaso la harina, la sal y el azucar y se mezclan bien (unos segundos a V4), después se añade la mantequilla (muy importante que esté muy fria) cortada en dados y programamos 10' V6. En este punto la masa debe quedar completamente grumosa. Volvemoa a poner la Th en funcionamiento en V6 y añadimos el agua (muy muy fria!) mientras observamos por el bocal hasta que la masa se despegue de las paredes (mas o menos 30''). Sacamos la masa del vaso y la dividimos en dos mitades que estiraremos hasta formar un círculo y envolveremos con un film de plástico para dejar reposar en la nevera al menos una hora.

Hecho esto vamos con el relleno; cortamos los melocotones en trozos mas o menos del tamaño de gajos de naranja y los ponemos en un bol. Añadimos el resto de ingredientes y mezclamos bien. Tapamos el bol con film de plástico y dejamos macerar a Tª ambiente un mínimo de 30'.

Una vez pasado el tiempo de reposo nos disponemos a montar el Pie. Precalentar el horno, en mi caso a 180º, aunque en la receta original es a 205º, pero cada persona conoce su horno y sabe que cada horno es un mundo, así que yo dejo lo que pone en la original para que sirva de orientación.

Sacamos la primera mitad de masa de la nevera y la estiramos con el rodillo del centro hacia el exterior hasta conseguir un círculo que sea lo suficientemente grande para forrar el molde y que sobren unos 2 cm al menos para poder cerrar el Pie. Cuando lo tengamos hecho, metemos el molde en la nevera y sacamos la otra mitad de la masa (que será la tapa del Pie), para trabajarla de la misma forma que la anterior; cuando la tengamos preparada sacamos la base de la nevera y echamos dentro el melocotón macerado, repartiendolo uniformemente. Una vez hecho esto, nos disponemos a taparlo, humedeciendo con agua los extremos de la masa de la base para que se puedan pegar con un poco de presión realizada con los dedos a modo de pinza. Cuando lo tengamos tapado, antes de meterlo al horno debemos hacer unos pequeños cortes en la superficie, para que pueda 'respirar' el relleno al cocerse y no se nos rompa de forma indeseada por algún sitio. También es recomendable realizar un orificio algo mayor en el centro a modo de chimenea, con el mismo propósito. Como toque final, pincelamos toda la superficie con leche y espolvoreamos con azucar.

Ya lo tenemos preparado para meterlo al horno, que ya tendrá la temperatura programada. En mi caso necesitó 1 hora de horneado, eso si, pasados 20' tuve que cubrirlo con papel de hornear porque se me estaba dorando demasiado. En los últimos 10' de horneado retiré el papel y bajé la bandeja del horno dos raíles, para evitar que se quedara blandita en la base... y ya está!... bueno no, antes de probarlo hay que dejar que repose al menos una horita; ahora si, este es el resultado...

Está realmente delicioso, a pesar de tener el relleno de fruta no es excesivamente dulce ni empalagoso, la verdad es que nos alegramos de haber probado esta receta, altamente recomendabley, aunque la explicación sea larga es realmente fácil de hacer... este es el corte, a que apetece?



Entrada más reciente Página principal

Fotitos